¿Qué será del cielo estrellado dentro de 100.000 años cuando ya no estemos?

Una efímera vibrando en el aire por encima del agua. Toda su vida transcurre en tan sólo unas horas o unos días. Lo que constituye sólo unas horas para nosotros los seres humanos, tal vez para la efímera sea toda una vida. No se da cuenta de que algo está cambiando en nuestro mundo. ¿Sabe que el Sol nace en el este, y se pone en el oeste? No. Como tampoco se da cuenta de los colores que tienen las hojas de los árboles cuando se caen en otoño. Lo creamos o no, esto tiene mucho que ver con nosotros y las estrellas.

La teoría de las estrellas fijas y por qué es falso

Los seres humanos somos también como una efímeras desde la perspectiva del universo. Para nosotros, las estrellas permanecen fijas en el firmamento. En la antigüedad se pensaba que las estrellas no se movían, hasta que los astrónomos empezaron a observarlas más de cerca y tomaron nota de su posición.
De este modo constataron que no sólo la Tierra y los planetas se mueven, sino también las estrellas. Sí, incluso nuestra Vía Láctea y el Universo entero. Fue precisamente el astrónomo Edmund Halley quien lo descubrió en el año 1718.

Todo está en movimiento

Aunque lleguemos a vivir 100 años, no veremos ningún cambio. El Cosmos, observado a simple vista (o con Universe2go), permanece inalterable. Pero en realidad, todo está en movimiento.

Por supuesto, el Universo se mueve todos los días y este movimiento está conectado con la rotación de la Tierra. Las estrellas salen por el este y se ponen por el oeste. Cada estación nos muestra una imagen del cielo, por lo que vemos varias regiones del Universo durante el año. Sin embargo, en este caso, somos nosotros los que nos estamos moviendo.

Las estrellas, por ellas mismas, se mueven por el centro de la galaxia durante millones de años y las estrellas se mueven a diferentes velocidades. Los astrónomos descubrieron que las estrellas, desde nuestra perspectiva, se mueven hacia nosotros o se alejan. A este proceso se le llama “velocidad radial” y al cambio de términos en el sistema de coordinadas se le llama “movilidad adecuada”. Las dos son importantes para predecir el movimiento de las estrellas.

La Osa Mayor: ayer, hoy y en el futuro

Großer Wagen früher

La Osa Mayor hace 50.000 años en el cielo.

 

Si desde la Tierra miramselos al cielo, desde el mismo lugar y viésemos una imágen como en la fotografía, ¿sabríamos reconocer la Osa Mayor? Si miramos las lineas y las letras, nos resultará dificil. La imagen se ve un poco distorsionada ya que las Estrellas se encuentran en una posición diferente a lo que nosotros vemos hoy en día.

Pero volvamos a nuestra época. La Constelación vuelve a tener, afortunadamente, la forma que conocemos.

Bekannt: So kennt den Großen Wagen ihn jeder

Así es como todos reconocemos la Osa Mayor

 

Ahora viajemos en el tiempo, concretamente hasta el año 100.000. Es de suponer que en esta época la humanidad estará viajando en naves espaciales a través del Universo, y ha dejado la Tierra, o quizás ya no existe como tal. Pero las estrellas seguirán estando ahí.

In einer fernen Zukunft: In 100.000 Jahren würden wir den Großen Wagen wohl nicht wiedererkennen.

Así podría verse la Osa Mayor en un futuro lejano

 

Está claro que la forma de la Osa Mayor ha cambiado significativamente de nuevo. Llama la atención que la estrella Alkaid ha cambiado mucho más su posición en el sistema de coordenadas, que Alioth. Esta última pertenece a la Asociación estelar de la Osa Mayor, un grupo de aproximadamente 150 estrellas, con velocidades similares. Estas se mueven juntas en el Espacio en dirección a la constelación de Sagitario. La Asociación estelar de la Osa Mayor está compuesta, en su mayoría, por estrellas relacionadas entre sí mismas.

Como una efímera, los Humanos no nos damos cuenta de como cambian las cosas, pero no importa. Disfrutemos simplemente del cielo estrellado que se antepone ante nosotros.